La cirugía estética: Historia, Evolución y Actualidad

La Cirugía Plástica es una rama de la medicina que busca a través de la cirugía corregir defectos funcionales y reconstruir las deformidades a través de la transformación del cuerpo humano. Etimológicamente hablando, su nombre deriva del término griego “girurquiki”, que significa cirugía, obra o mano y “Plastikos”, que significa moldear.

Sus orígenes se remontan al año 500 a d.C. cuando en India, Sushruta, quien fuera el precursor de la utilización del colgajo para reconstruir la nariz, publica su libro Sushruta Shamita. En el año 1798 el término “Plastique” fue utilizado por Desault y mas tarde, en Berlín, Von Graefe lo introdujo en su monografía titulada “Rhinoplastik” (Berlín, 1818). No obstante ello, fue el cirujano alemán Edmund Zeis quien popularizó el término en el año 1838 en su tratado “Handbuch der Plastichen Chirurgie”.

Orígenes de la cirugía estética

Existen constancias de la existencia de la cirugía plástica ya en la Historia Antigua y se asentaban en el esfuerzo de los hombres para tratar de mitigar las heridas y defectos ocasionados por otros hombres o por la naturaleza misma en el cuerpo humano. Ya en el año 3500 a.C. los egipcios realizaban transplantes de tejidos, según se pudo comprobar a través del papiro de Ebers (1500 a.c.). Según lo dicho anteriormente, ya en India, según sus libros sagrados llamados Los Vedas, se utilizaban colgajos e injertos para reconstruir la zona de la nariz , los ojos y las orejas. Esta técnica fue muy utilizada ya que uno de las castigos más comunes dado a los delincuentes era justamente la mutilación de la nariz. En los tiempos romanos, Celso hizo referencia en sus escritos Demedicina, a diversos diseños para remover tejidos, lo que hoy se conoce como colgajos de avance.

Orsabio, médico real bizantino, también aportó lo suyo en su enciclopedia médica Synagogue Medicae, dedicándole espacio a la reconstrucción de defectos faciales, especialmente de la nariz, aunque no dejó de lado otras malformaciones y procedimientos. Antiguamente quienes estaban dedicados a este tipo de actividad eran los alfareros o Koomas, habilidosos en la manipulación de tejidos vivos. El procedimiento consistía en realizar un colgajo con la piel de la frente, el cual era incorporado al resto de nariz que aún existía. Cuando la parte adosada ya se había pegado a la parte receptora, realizaban un corte en el pedículo y el excedente era devuelto a su lugar originario.

En la Edad Media, la caída del imperio romano y la invasión bárbara, provocaron un estancamiento en el desarrollo de esta cirugía, lo que se mantuvo y con mayor fuerza en épocas del Cristianismo, siendo prohibidos este tipo de procedimientos quirúrgicos en el siglo XIII por el Papa Inocente III. En aquellos tiempos, practicar la medicina y los procdimientos que ello requería, era considerado como algo deshonroso, lo que sumado a la aparición de los llamados cirujanos barberos, empeoró la reputación de esta rama de la medicina.

Renacimiento, Resurge la Cirugía

Con el resurgimiento de las Ciencias en el siglo XIV, renace la cirugía que había recibido importantes aportes tanto de oriente como de occidente. En el siglo XV en Sicilia, los hermanos Branca volvieron a utilizar el método Hindú para las reconstrucciones nasales, utilizando esta vez un colgajo extraído del brazo. Las técnicas para el tratamiento de la ginecomastia (desarrollo de las mamas en los hombres), se deben a los turcos, donde se hablaba de la extirpación de tejido glandular mamario por motivos estéticos, base de las actuales técnicas de reducción mamaria.

Fue Gaspar Tagliacozzi (1545) un personaje clave en el desarrollo del la Cirugía Plástica gracias a sus estudios y trabajos sobre colgajos pediculados, para reconstrucción nasal. A finales del siglo XVI Europa nuevamente se sume en una etapa de decadencia e ignorancia científica. Con la aparición y desarrollo de la anestesia, resurge nuevamente la cirugía plástica en el siglo XIX. Las cirugías de reconstrucción nasal son utilizadas por Von Graefe durante las Guerras Napoleónicas y Dupuytren hace una detallada descripción de la fibromatosis palmar, realizando una clasificación de las quemaduras según su profundidad.

La fisura palatina es tratada por Von Langenbeck y Sir Astley Cooper, cuyos aportes se mantienen hasta la actualidad, lleva a cabo el primer injerto cutáneo. Podría decirse que es el momento dorado de la “Cirugía Plástica” que se populariza y aparece como tal en numerosos tratados.

Nacimiento de la cirugía estética

La disminución de los riesgos que implicaba una cirugía gracias a la anestesia y el perfeccionamiento de los procedimientos reconstructivos, unido a la técnica estéril introducida por Lister, llevaron a pensar en aplicarla aún en aquellos casos en que no se tratara de heridas o mutilaciones, sino para mejorar ciertos aspectos faciales. Su precursor fue el americano Jhon Roe, quien efectuó una cirugía estética de nariz. No obstante ello, quien puede ser considerado el padre de la cirugía nasal es el alemán Joseph, quien realizó una publicación que incluía diferentes técnicas de reparación para las alteraciones nasales. Desde los primeros momentos de la aparición de la cirugía estética ha habido conflictos que persisten aún hasta la actualidad, como por ejemplo la llamada dismorfofobia, que implica la percepción desfigurada de la propia imagen.

Las Guerras

La cirugía estética como especialidad, en el siglo XIX no existía pese a los progresos y las nuevas técnicas descubiertas. Los médicos cirujanos se dedicaban a salvar vidas y la estética no constituía una prioridad. Fue a partir de la I Guerra Mundial cuando adquiere importancia debido al gran número de heridos, lo que llevó tanto en Estados Unidos como en Europa, a organizar centros especializados, desde muchos de los cuales surgieron los padres de muchas de las técnicas utilizadas actualmente. Fue en el periodo entre ambas Guerras cuando aparece como nueva rama de la cirugía, la Cirugía estética o cosmética.

Fue en el Hospital Barnes de Washington University, en los Estados Unidos, donde el cirujano Vilray Papin Blair, crea el primer servicio de Cirugía Plástica. Este profesional hizo una serie de publicaciones que referían a la reconstrucción mandibular y conjuntamente con Barret Brown desarrollaron y perfeccionaron la técnica de injerto cutáneo de espesor parcial.

En Francia, uno de los primeros equipos dedicados a este tipo de cirugía, se encontraba en el hospital militar, a cargo del cirujano Morestin, cuyos trabajos fue de gran inspiración para sus discípulos. Uno de ellos, fue el Británico Harold Gillies, fundador del Centro Reconstructivo del Hospital Queen Mary en Kent y quien gracias a sus aportes y desarrollo de nuevas técnicas, fue nombrado caballero por la Reina de Inglaterra.

La cirugía plástica pasa a ocupar un lugar importante durante la II Guerra Mundial, yendo más allá de los límites de la reconstrucción maxilofacial a la que se acostumbraba. Cuando finalizó la guerra se inicia la publicación del “Plastic and Reconstructive Surgery” en USA y del “British Journal of Plastic Surgery”, creándose diversas Sociedades de Cirugía Plástica.

También españa tuvo sus referentes en la materia, entre los que se destacaron Hysern y Argumosa, en el siglo XIX, quienes pusieron en práctica ténicas originales de transplante de tejidos. Durante los primeros años del siglo XX, el profesor Cortes Llado, Catedrático de Patología Quirúrgica de la Facultad de Medicina de Sevilla aportó sus conocimientos en una visita llevada a cabo a la escuela de Morestín en Francia y definió el objetivo de la Cirugía Plástica como la “conservación de la forma o la perfección morfológica que la mayoría de las veces va unido a un objetivo fisiológico como es la conservación o recuperación de la función”. Sin embargo fué recién en tiempos de la Guerra Civil (1936-1939) cuando la cirugía plástica adquiere un desarrollo inusitado. El capitán Sanchez Galindo creó el primer Servicio de Cirugía Plástica en el “Hospital General Mola” de San Sebastián, trasladándose luego de la guerra al Hospital Gomez Ulla de Madrid. Paralelamente la Cruz Roja comenzó a crear servicios de Cirugía Plástica en las ciudades de Valencia, Madrid, Sevilla y Barcelona.

Desde aquel momento hay fechas que constituyen verdaderos hitos en la cirugía plástica:

1955 – Se reconoce mediante la Ley de especialidades a la Cirugía Plástica, como Cirugía Reparadora, nombre posteriormente cambiado a Cirugía Plástica y Reparadora. En la actualidad el Ministerio de Sanidad está estudiando la posibilidad de renovar el nombre a Cirugía Plástica, Reparadora y Estética.

21 de mayo de 1956 – Se establece oficialmente la Sociedad Española de Cirugía Plástica.

1960 – Se crea en Madrid el Servicio Nacional de Cirugía Plástica y Reparadora, iniciándose a partir de ese momento por parte de la Seguridad Social, una red hospitalaria de Departamentos y Servicios de Cirugía Plástica.

1978 – Con la finalidad de intervenir en la formación de nuevos especialistas, programas, titulación etc, se crea la Comisión Nacional de la Especialidad de Cirugía Plástica, para cumplir funciones de asesora de los Ministerios de Educación y Ciencia y Sanidad y Consumo.

1986 – Se publica la “Revista Española de Cirugía Plástica”, posteriormente llamada “Cirugía Plástica Ibero-Latinoamericana” para ser órgano oficial de la Federación Ibero-Latinoamericana de Cirugía Plástica y Reconstructiva. En la actualidad esta revista tiene una tirada de más de 13.000 ejemplares anuales y es distribuida en mas de 24 países.

La cirugía plástica en la era moderna

La Cirugía Plástica se desarrolla notablemente en la segunda mitad del siglo XX, con la aparición de nuevas técnicas y procedimientos, tanto en lo reconstructivo como en lo estético. Uno de los mayores adelantos en la Cirugía Reconstructiva es sin dudas el nacimiento y perfeccionamiento de la Microcirugía, que revolucionó el campo de la cirugía reparadora con sus materiales ultra finos de sutura y el microscopio quirúrgico binocular fabricado en los años 50.

La microcirugía ha permitido ampliar las posibilidades de reconstrucción con todo tipo de colgajos, además de la reimplantación de miembros amputados e incluso la revascularización de miembros desvitalizados. En el año 1969 el americano Harry Buncke, considerado el padre de la microcirugía, llevó a cabo su primer trasplante libre micro vascular para la reparación de un importante defecto de cuero cabelludo. La seguridad brindada por la anestesia, y las mejores condiciones en el nivel de vida, han provocado una explosión en el campo de esta cirugía. Hoy en día una de las técnicas estéticas más utilizada es la liposucción, que ya fuera descrita por el dermatólogo italiano Arpad a inicios de los años 70.

La que le sigue en importancia es aumento mamario, cuyo número aumenta cada año. Desde la aparición del primer implante mamario de silicona en el año 1963, las prótesis han evolucionado muchísimo, existiendo actualmente gran variedad en cuanto a tamaños, materiales y formas. De la misma manera se han perfeccionado las diferentes técnicas en materia de rejuvenecimiento facial y corporal.

Hoy en día la Cirugía Plástica se admite en casos de quemaduras y sus secuelas, tratamientos quirúrgicos de tumores en zonas en las que sea necesaria la reconstrucción mediante plastias o injertos, malformaciones congénitas externas de la región cráneo-cérvico-facial, así como de otras regiones que exijan plastias o injertos, cirugías de mano, etc. La Cirugía Plástica es única en cuanto a que no tiene un campo de actuación definido y comprende numerosas “subespecialidades”.

Son numerosas las organizaciones mundiales, europeas y españolas que actualmente definen la especialidad de Cirugía Plástica, como por ejemplo la IPRAS (Internacional Confederation for Plastic Reconstructive and Aesthetic Surgery) y la FILACP (Federación Ibero-Latinoamericana) que engloba a España y Portugal y todos los países de habla hispano-lusa en el continente americano. También destaca la EURAPS (European Association of Plastic Súrgenos). La Cirugía Plástica es una de las 24 especialidades integrantes de la Unión Europea de Médicos Especialistas (UEMS).

En España, la Sociedad Española de Cirugía Plástica, Reparadora y Estética (SECPRE) celebra constantemente sesiones científicas, publicaciones, cursos y conferencias, tendientes a colaborar en el progreso científico y conocimiento de la Cirugía Plástica.

| |

.

Comentarios de los lectores

3 comentarios para “La cirugía estética: Historia, Evolución y Actualidad”

  1. el 12 Apr 2011 a las 02:31facu

    cuando se escribio esto?

  2. el 06 Nov 2012 a las 00:52dama

    por quien y cuando se escribio esto ?

  3. el 09 Oct 2013 a las 09:44javier

    Hola,senor/a.Me llamo Javier de una empresa mas grande que produce el equipo medico en China. Tenemos IPL,E-Light,KUMA,CO2 fraccionario laser,Nd yag Laser y Criolipolisis. Si le interesa,contacteme ,por favor.Estes equipos todos tienen la certificacion de FDA. La calidad es Buena. .Tambien,tenemos el departamento en Estados unidos,Australia,y Alemania.

Escribe un comentario

Si tienes una consulta y quieres obtener respuestas. Puedes utilizar la sección Consultas o el foro de Saludisima.